Emotion, nuevo auto eléctrico que carga en 9 minutos.

By July 5, 2017NOTICIAS
fisker-emotion-electric-car-designboom-06

Henrik Fisker ha permitido dar un vistazo de su nuevo Emotion, con una revelación oficial del prototipo. Las declaraciones de la compañía sobre el potencial del coche son asombrosas, y lo establecen como competición feroz para los otros jugadores en el mercado de vehículos eléctricos.

El CEO de Fisker, Henrik Fisker, ha presentado un prototipo de su vehículo eléctrico de lujo (EV) – el EMotion – en Twitter, antes del evento oficial de inauguración que ocurrirá más tarde hoy.

También se han abierto pedidos para el vehículo de 129.000 dólares, que requieren un depósito de $2,000. La producción del coche está programada para comenzar en 2019.

 

El coche tendrá una autonomía de más de 643 km (400 millas), una velocidad máxima de 260 km / h (161 m / h), un tiempo de carga de nueve minutos por 100 km (62 millas), y utiliza  grafeno en su batería, que se desarrolló en colaboración con Nanotech Energy Inc. Fisker ha anunciado anteriormente que el coche es otra característica destacada es totalmente autonomía capacidades de conducción. Un comunicado de prensa declaró:

“El EMotion estará equipado con hardware que permitirá una conducción completamente autónoma cuando sea aprobado. El interior hará hincapié en la máxima comodidad y la interfaz de usuario tanto de los asientos delanteros y traseros, y todos los asientos tendrán acceso a pantallas y características de información y entretenimiento.

EL MERCADO DE VEHICULOS ELECTRICOS DE LUJO

El desarrollo de EVs en todos los extremos del espectro es fundamental para el éxito de la tecnología. El precio de Fisker indica que está apuntando a la gama de precios del coche de lujo, y si las cifras resisten el escrutinio, el vehículo será capaz de competir con sus equivalentes de gasolina o diesel.

Esta competencia es una buena noticia para el mercado EV, ya que fomentará la innovación que impulsará el tipo de coche más respetuoso del medio ambiente. Quien quiera gana la carrera del supercar eléctrico, el planeta ganará también.